Crisis Humanitaria

En Venezuela se registra una emergencia humanitaria compleja en la que millones de personas no tienen acceso a comida, medicinas o insumos médicos. Debido a esta situación, 3.3 millones de venezolanos se han ido del país lo que ha generado como consecuencia la mayor crisis de refugiados y migrantes en la región.

La crisis en cifras

  • En el 95% de los hospitales del país los pacientes no pueden hacerse una tomografía ni una resonancia magnética.

  • La mitad de los hospitales del país no tiene capacidad para atender ni siquiera una apendicitis.

  • Solo el 5% de los hospitales del país tiene capacidad para atender infartos.

  • Ningún hospital del país tiene un servicio de nutrición que provea alimentos a los pacientes según las indicaciones médicas.

  • Los hospitales del país no tienen acceso a fórmulas lácteas para los pacientes pediátricos.

  • Actualmente hay 40.000 pacientes con cáncer y no hay medicamentos para atenderlos.

  • Existen aproximadamente 3.000 niños con cardiopatías congénitas que necesitan ser operados en el primer año de vida y no hay cómo atenderlos.

  • 15.000 pacientes renales dependen de un servicio de agua que es ineficiente y por lo tanto su diálisis no está garantizada.

  • Hay 1.500 pacientes trasplantados y no tienen acceso a sus medicamentos.

Para cubrir las necesidades generadas por la crisis humanitaria en Venezuela y aliviar el sufrimiento de millones de personas es necesario la articulación de la comunidad internacional, el sector privado y sociedad civil a nivel mundial.

¿Quiénes recibirán la ayuda humanitaria?

La ayuda humanitaria que se recibirá en la primera etapa atenderá a los grupos vulnerables que están en riesgo de desnutrición. Entre ellos: niños menores de 5 años, mujeres embarazadas y adultos mayores.

Se entiende como población vulnerable a aquellas personas que se encuentran en mayor medida expuestos a sufrir maltratos contra sus derechos fundamentales; o requieren un esfuerzo adicional para incorporarse al desarrollo.